sábado, 27 de julio de 2013

VI Convención Nacional de Periodistas

Presidida por Américo Fernández, entonces Corresponsal de El Nacional, se instaló y deliberó en Ciudad Bolívar la VI Convención Nacional de Periodistas, dentro del marco de los actos conmemorativos del sesquicentenario del Correo del Orinoco.
         La Convención, muy politizada,  clausuró sus sesiones de cuatro días en la madrugada del 28 de julio de 1968  y reeligió a Eleazar Díaz Rangel, Presidente de la Junta Directiva Nacional, con 145 votos de un total de 208 consignados en la urna.  La Plancha 3, presidida por Carlos Starke (AD) salió favorecida con 35 votos mientras que la de los periodistas de COPEI, encabezada por Guillermo Álvarez Bajares, consiguió 20 votos.  El triunfo de la Plancha Uno encabezada por Eleazar, fue producto de una coalición entre los periodistas del PCV, MEP, PRIN, y URD y obtuvo ocho puestos, dos AD y uno COPEI.
         Al tratar sobre  la libertad de prensa, la Convención llegó a la conclusión de  que la misma “se encuentra seriamente afectada y dispuso una investigación a fondo de las causas, métodos y elementos que provocan esta situación. Consideró la labor de las Escuelas de Periodismo existentes en el país y recomendó a las autoridades la transformación estructural y curricular de ellas para la formación de comunicadores instruidos y entrenados en las ciencias de la comunicación colectiva.  Asimismo, propuso la elevación a cinco años de los estudios de periodismo, divididos en un ciclo básico de tres años y dos de profesionalización con el objeto de incrementar las prácticas, las investigaciones y establecer las bases para la creación de los cursos de post grados.
         Tema también de interés abordado por la Convención se refirió al establecimiento e intensificación de relaciones con todos los organismos gremiales latinoamericanos, apoyo a la lucha por la liberación del pueblo de Vietnam, respaldo a las gestiones para lograr el cierre del Penal de Tacarigua y pronunciamiento por la amnistía total  de los presos políticos y regreso de los exiliados, entre otros acuerdos.
         La Convención Nacional de Periodistas estuvo a punto de tener un final trágico como la antes Convención Nacional del Magisterio. El 28 de julio, iba a repetirse, no una tragedia fluvial sino aeronáutica.  Habría sido una extraordinaria coincidencia, decía  el periodista de la página económica de “El Nacional”, Chepino Gerbasi, uno de los  26 periodistas que iban a bordo del Allison, vuelo 518 de Avensa  que a las 6:05 de la mañana despegó de Ciudad Bolívar a Maiquetía y chocó contra un bosque de alcornoques al tratar de aterrizar en Puerto Ordaz, su escala próxima intermedia.
         El avión, pilotado por el Capitán Rafael Martínez, despegó full de pasajeros, entre los que estaban 26 periodistas y las secretarias que regresaban a Caracas después de asistir a la VI Convención  Nacional de Periodistas.  Pero un sólido techo de nubes  envolvía totalmente la ruta por lo que el aparato sobrevoló durante 38 minutos el aeródromo de Puerto Ordaz.
         Los periodistas trataron de tomar el inconveniente con humor, pero cuando vieron que el piloto fracasaba en su tercer intento de tocar en la pista,  solicitaron dejar de lado a Puerto Ordaz y continuar el vuelo hacia Maiquetía, pero fue inútil.  El susto mayúsculo lo vivieron los pasajeros poco después cuando tras un cuarto intento por aterrizar, todos sintieron un estruendo al rozar la barriga del aparato contra un bosque de alcornoque, embanderársele un motor.
         El Capitán Martínez abortó la operación, volvió a tomar altura y regresó al aeropuerto de Ciudad Bolívar donde aterrizó en medio de un tumulto de bomberos y socorristas prevenidos contra lo que habría podido degenerar en una tragedia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada